IAD

Somos el Instituto de Automovilismo Deportivo: IAD. Y el automovilismo es nuestra PASIÓN.
El IAD surge de la necesidad de acercar, integrar y profesionalizar los conocimientos teóricos-prácticos dentro del campo del automovilismo deportivo.

Nuevos Cursos

Image Alt

IAD

  /  Blogs   /  ¿Quién es mejor, Ford o Ferrari?
Ford Vs Ferrari

¿Quién es mejor, Ford o Ferrari?

Últimamente se habló mucho sobre la rivalidad histórica que comenzó en la década de los años ‘60,  grabada como uno de los enfrentamientos más polémicos de las carreras. En este artículo del IAD vamos a recordar cómo nació este conflicto entre Ford y Ferrari, y como siempre agregando nuestros detalles técnicos.

Si bien la recordada historia de este conflicto se centra en el año 1966, el inicio de esta se da en 1963. En dicho año, la Ford Motor Company era la principal fábrica de autos de Estados Unidos, pero las ventas crecientes de General Motors y otras marcas que ingresaban al país, estaban perjudicando a la marca del óvalo. Si bien Ford se había centrado a la fabricación de modelos utilitarios y de serie, el mercado americano e incluso europeo, estaba ingresando a una etapa “agresiva”, salían a la venta los primeros autos deportivos en diferentes partes del mundo, de lo contrario, Ford ni siquiera había pensado en su primer mustang.

La compañía estadounidense, quien tenía al mando a Henry Ford II (nieto de Henry Ford, su fundador), comenzó a ver el panorama que se avecinaba con respecto a las ventas para nada alentador. Considerando la situación, el Señor Ford pensó llamar la atención de los jóvenes y nuevas generaciones, ¿Cómo lo lograría? nada más y nada menos que metiendo sus autos en carreras de velocidad.

Hasta esos años, la marca Ford nada tenía que ver con las carreras de automóviles, como mencionamos anteriormente no era su “fuerte”. Por lo que debían buscar la manera de meter la marca a las carreras.

Mientras tanto en el viejo continente, había una marca que arrasaba en las carreras, ganando campeonatos mundiales de F1 y de resistencia, incluida la mítica carrera de “Le Mans”, el reconocido imperio Ferrari. La marca italiana dirigida por “il commendatore” Enzo Ferrari no estaba pasando por un buen momento económico, a pesar de su éxito en las carreras, no podía mantener su estructura de carreras. Esto llevó a Enzo Ferrari a buscar inversores para seguir manteniendo su división de competición .

Estos conflictos económicos que sufría la escudería italiana llegó a oídos de Henry Ford II, quien estaba buscando como incursionar en las carreras y no padecían los problemas de Ferrari. Es así que el magnate estadounidense y sus colaboradores idearon el plan para ir en busca de la compra de Ferrari hacia Europa, ofreciendo a Enzo la módica suma de U$D10.000.000 por la misma.

Fue así, que dieron comienzo las negociaciones entre los colaboradores de Henry Ford y El mismísimo Enzo Ferrari, siendo este último quien rechaza la oferta de Ford ya que en el contrato asentaba que ya no podría ser director ni tomar decisiones sobre la escudería de Maranello con respecto a las carreras. Fiat ofreció un contrato sin estas restricciones, y fue así como accedió a venderla, a partir de ese momento Ferrari pertenecería a Fiat.

Abarrotado por la decisión del magnate italiano, Henry Ford II tomó la decisión de intentarlo a su forma. Ya que no había servido la clásica opción de “si te superan, cómpralo”, optó por poner en marcha su propia sección Racing. Para ello se formó la Ford Advanced Vehicles Ltd., con sede de forma inicial en Reino Unido. Era 1963, y el objetivo era lo más pronto posible tener un prototipo que compitiera en las principales carreras del mundo, y de ser posible, superar a Ferrari.

En 1964, Ford contrató para tal propósito al ex-director del equipo Aston Martin, John Wyer y a Eric Broadley, propietario y jefe de diseño de Lola Cars, junto a ellos estaba además el ingeniero interino Roy Lunn. La primera versión del Ford GT40 se midió en las 24 horas de Le Mans, a la que Ford, como escudería, acudió con tres equipos. Ninguno de ellos llegó a meta. Problemas en la caja de cambios y los frenos hicieron que todos los coches abandonaran. El que más lejos llegó fue hasta las 14 hs con el auto conducido por los pilotos Phil Hill y Bruce McLaren. Pero hubo un auto que si finalizó la prueba y tenía un motor Ford en su interior, era un Shelby Daytona Cobra, auto construido por el Gran Carroll Shelby, quien también había ganado en Le Mans unos años antes.

Fue entonces que Ford entendió que debía recurrir a Shelby, ganador de Le Mans y que ahora como constructor también había conseguido acabar su carrera, era su mejor atajo para conseguir vencer al fin a Ferrari. Cuando se inician las negociaciones entre Ford y Shelby para armar el nuevo prototipo de carreras, ahí es cuando Carroll presenta en sociedad a sus confiables colaboradores, Ken Miles como piloto y Phil Remington como su ingeniero en jefe.

Remington por su parte fue quien ideó la solución para uno de los mayores problemas del Ford GT40: la imposibilidad de sus frenos de resistir a Le Mans. Los frenos eran un problema constante, los ingenieros de Ford calcularon que cuando un conductor pisa los frenos al final de la inmensa recta de Mulsanne en Le Mans, los discos de frenos delanteros aumentaban su temperatura a 800° Celsius aprox (unos 1500° Fahrenheit) en solo unos segundos, lo que provocaba un fallo inminente.

Mediante pruebas con dinamómetros y computadoras, los ingenieros de Ford calcularon el límite de resistencia de los frenos, ya con Miles en las pruebas, y al final llegaron a la conclusión de que lo mejor era cambiar por completo el sistema de frenado en las paradas en boxes, un desarrollo que salió de la mente de Remington. Todo ello dio como resultado el Ford GT 40 Mk. II, el coche que triunfaría en Le Mans 1966.

Conclusión: ¿Quién es mejor, Ford o Ferrari?

Para finalizar esta nota, muchos de los fanáticos de las carreras nos preguntamos ¿Quién es mejor, Ford o Ferrari?

La realidad es que a pesar de ser dos de las empresas de automóviles más reconocidas en el mundo, y con una dura confrontación en los años ´60, no tienen un punto en común para compararlas. Pasando al mundo de las carreras, para comparar ambas marcas tendríamos que ir puntualmente a cada categoría donde participaron. Si bien Ferrari es mucho más ganadora que Ford en Fórmula 1 por ejemplo, Ford tiene mucho más campeonatos que Ferrari repartidos en muchas categorías alrededor del mundo. Situándonos puntualmente en nuestro país, la marca Ford tiene 43 títulos solo en Turismo Carretera.

Si nos metemos en el mundo de los autos deportivos y exóticos, Ferrari tiene su fuerte, es una de las marcas más reconocidas y prestigiosas en el ambiente, mucho más que Ford, con autos a la venta que solo muy pocas personas en el mundo pueden comprar, como por ejemplo, la Ferrari FXXK-EVO con un precio a la venta de 3.000.000 euros.

Autor: Nelson Vigliani

 

OTRO MATERIAL RELACIONADO

Guía para la seguridad del piloto #SEGURIDAD #PILOTO #IAD