IAD

Somos el Instituto de Automovilismo Deportivo: IAD. Y el automovilismo es nuestra PASIÓN.
El IAD surge de la necesidad de acercar, integrar y profesionalizar los conocimientos teóricos-prácticos dentro del campo del automovilismo deportivo.

Nuevos Cursos

Image Alt

IAD

  /  Notas técnicas   /  Ordena tu taller aprovechando el máximo de espacio. #TALLER #TODOORDENADO
Ordená tu taller

Ordena tu taller aprovechando el máximo de espacio. #TALLER #TODOORDENADO

Como la mayoría de los talleres mecánicos, tenemos cientos de metros cuadrados de pared esperando ser utilizado. ¿Querés saber cómo hicimos orden? En este artículo del IAD te lo enseñamos.

Después de dedicar un año a la planificación, construcción y puesta en marcha de nuestro taller en el patio trasero, finalmente nos tomamos un descanso. Por qué? Porque en nuestras mentes, estaba todo listo para nuestros proyectos.

Pero en realidad, trabajar en unos pocos autos en nuestro nuevo espacio nos hizo darnos cuenta de que tener un taller es como tener una casa: El trabajo nunca está realmente terminado. Así que dejamos nuestras herramientas, sacamos los autos afuera y volvimos a trabajar en el taller.

¿Quieres saber cómo?
 


No es ningún secreto que encontrar espacio de almacenamiento ha sido siempre un desafío constante para nosotros, especialmente para las cosas que utilizamos a menudo. Aunque, habíamos hecho un buen trabajo equipando nuestro taller con armarios, cajones y bancos, nos faltaba una forma de almacenamiento.
Lo llamamos almacenamiento NIVEL UNO, y es esa zona entre dejar una lata en el banco todo el tiempo o esconderla en un armario. Un ejemplo: Sabíamos que estaba mal dejar lubricante de corte en el banco al lado de nuestro taladro -poniéndolo justo en el camino de nuestra amoladora de banco- pero ninguna persona razonable estaría dispuesta a abrir un cajón cada vez que se enciende el taladro.
Necesitábamos una manera de mantener los objetos a mano, pero también fuera de nuestro camino. Y también queríamos que sea ordenado.
Afortunadamente, hay una compañía dedicada a satisfacer esta necesidad: Productos Pit Pal (www.pitpal.com). Son más conocidos por sus accesorios de remolque de aluminio, pero lo que mantiene las latas de aceite organizadas en un remolque funciona igual de bien en un taller.
El catálogo de Pit Pal es amplio, pero lo filtramos con un objetivo específico en mente: usar nuestras paredes. Montar las cosas en la pared las mantiene fuera de nuestro camino y fuera del banco de trabajo, pero al mismo momento al alcance de la mano. Como la mayoría de los talleres, el nuestro tenía cientos de metros cuadrados de espacio en nuestras paredes para ser utilizado.
Y sí, podríamos haber cortado algunas tablas de dos por seis para hacer nuestros propios estantes, por el material de Pit Pal es mejor porque tiene el tamaño adecuado para contener artículos específicos. Pero no descartamos que con tus habilidades puedas hacerlo tus mismo.
Empezamos dirigiéndonos a un problema cotidiano: la limpieza de nuestras manos. Al diseñar nuestro taller, decidimos no ocupar espacio con un lavadero. En vez de eso, nos conformamos con largas caminatas hasta la cocina, y más tarde con un poco de limpiador de manos, toallas de papel y guantes desechables.
Aparentemente la gente de Pit Pal tenía el mismo problema, porque su estación de limpieza de manos tiene un litro de limpiador de manos, un rollo de toallas de papel y una caja de guantes desechables. Fue lo primero que pedimos.




Hicimos nuestro siguiente pedido después de tropezar con nuestra escoba por vigésima cuarta vez. Pit Pal hace un porta escobas muy, muy elegante. ¿Un porta escobas tiene que ser así de bonito? No, pero decidimos derrochar en el artículo de 25 dólares.


En ese momento estábamos en un momento de limpieza, por lo que recurrimos a organizar los productos en aerosol que se amontonaban en nuestro banco. Claro, las latas eran fáciles de alcanzar, pero seguíamos tirándolas. También nos falta la disciplina necesaria para devolver a cada uno al mismo lugar. Las latas estaban esparcidas por todo el taller. El caos se desató.

Una vez más, es bastante obvio que Pit Pal tiene un montón opciones en su catálogo, ya que hacen un montón de diferentes bastidores de latas de todas las formas y tamaños. Elegimos uno que contiene seis latas de aerosol y lo montamos justo encima de nuestra caja de herramientas.



La mayoría de la gente está bastante familiarizada con los cables colgados en la pared; atornillamos un gran colgador de cables Pit Pal justo al lado de nuestra toma de corriente favorito. También colgamos uno de sus productos más moderno, llamado Air Tool Station, justo al lado de nuestro compresor. Este elegante trozo de aluminio sostiene una manguera de aire de buen tamaño y mantiene todas nuestras herramientas de aire usadas con frecuencia en un estante por encima de ella.

¿Recuerdas la botella de lubricante de corte que mencionamos? Sí, Pit Pal también hace un estante para eso. Montamos uno sobre el banco de trabajo que cariñosamente llamamos «el banco sonriente y ruidoso». Sostiene varios tipos de llaves y los líquidos que necesitamos para mantener nuestras herramientas de corte en perfectas condiciones, junto con los aceites y las botellas de chorro de agua que estamos buscando constantemente.


Habíamos instalado varios chiches, pero ahora era el momento del organizador de pared de lujo de Pit Pal. Es básicamente el portaaviones, que se vende al por menor y cuenta con muchas funcionalidades necesarias.

¿Por qué lo pedimos? Simple: Necesitábamos un banco y un almacén cerca de nuestro banco que no ocupara mucho espacio ni se interpusiera en nuestro camino al sacar partes de motor. Este organizador puede contener un montón de aerosoles, herramientas, aceites y dos rollos de papel. Contando con una puerta principal que se abre hacia abajo como un banco de trabajo, lo que significa que tenemos acceso inmediato a un banco plegable.

Esto se está comprimiendo
 
Después de pasar unas horas montando y organizando nuestros nuevos bastidores, nuestro taller se veía mucho mejor. Pero todavía le faltaba una característica importante de cualquier taller: el compresor.
Habría sido impensable prescindir de uno hace 10 años, pero habíamos sobrevivido a unas cuantas reparaciones de autos diferentes con nada más que un compresor barato. Los tiempos han cambiado, y las herramientas de mano con baterías de litio se han vuelto tan buenas que no hemos extrañado para nada a nuestras herramientas de aire.
Hasta que necesitábamos un atornillador. Algunas herramientas sólo funcionan mejor cuando se conectan a un gran compresor. Incluso después de seis meses de búsquedas casi diarias, no pudimos encontrar ese compresor barato de 60 años que estábamos buscando.
Los compresores antiguos de nivel profesional son normalmente considerados una genialidad, ya que son silenciosos, rápidos y fáciles de mantener. La única parte que realmente debe preocuparle es el tanque en sí, que puede estar oxidado si no ha sido drenado regularmente.

Después de un fin de semana de trabajo, solucionamos el problema de organización de nuestro taller y finalmente trajimos un compresor de verdad a la mesa. Sin embargo, aún queda mucho por hacer: nos encargaremos de la reconstrucción de una lavadora de piezas que finalmente instalaremos muy pronto.