IAD

Somos el Instituto de Automovilismo Deportivo: IAD. Y el automovilismo es nuestra PASIÓN.
El IAD surge de la necesidad de acercar, integrar y profesionalizar los conocimientos teóricos-prácticos dentro del campo del automovilismo deportivo.

Nuevos Cursos

Image Alt

IAD

  /  Notas técnicas   /  Mantenimiento de un motor multiválvulas de Turismo Carretera
Lucas Alonso

Mantenimiento de un motor multiválvulas de Turismo Carretera

Alguien que ha tomado cierta importancia y de a poco fue ganando su lugar en el mundo del Turismo Carretera es Lucas Alonso, actual encargado del armado de la planta impulsora del campeón que tiene la divisional más importante del país, Agustín Canapino.

Alonso, a fines del 2017 recibió esta gran responsabilidad de armar la planta motriz por parte de Alberto Canapino (uno de los preparadores más exitosos de la máxima y también docente de nuestro Instituto de Automovilismo Deportivo quien se destaca por los numerosos cursos que ya ha brindado), posterior a trabajar junto a la escuadra Donto Racing y motorizar el Chevrolet de Matías Rossi.

Este joven preparador, que si nos remitimos a la historia es heredero de Omar Wilke porque comenzó colaborando en el taller del mencionado motorista allá por 2007, ya ha conseguido dos laureles en el TC, el primero fue en el año 2018 cuando completó su primera temporada junto al equipo de Arrecifes y el reciente torneo logrado en el año 2019, un logro que muy pocos preparadores pueden aspirar; por lo que creemos que es muy interesante escuchar cómo afronta la tarea a la cual está abocado diariamente.

Lucas, nos comentó cómo es su trabajo sobre el motor multiválvulas Chevrolet de Canapino después de una competencia. Primeramente, nos dijo que el motor se lo lleva a rectificar, donde le hacen los trabajos de bruñido de cilindros y un control general de elementos. Una vez que llega al taller, se produce el lavado y se chequean todas las mediciones para que estén dentro de los parámetros que ellos tienen de referencia, para dar lugar al armado del semiarmado del motor.

Motor ACTC
Imagen de Campeones

 

El procedimiento es el siguiente: se coloca el cigüeñal, cojinete de bancada, el frente de distribución, se le da la luz a los aros, se controla los pistones dentro del cilindro que estén en condiciones y una vez finalizado el semiarmado las tareas se focalizan en la tapa de cilindro. Sin embargo, Lucas afirma que en estos motores el tema de la tapa de cilindro es muy acotado lo que uno puede realizar, ya que está reglamentada por la categoría y la misma tiene que ser estándar.

Desde el año 2015 la Asociación Corredores Turismo Carretera apostó a un cambio drástico en sus impulsores, dejando los motores varilleros para entrar en la era de los multiválvulas, en donde el desarrollo de los mismos estuvo a cargo de Oreste Berta (también conocido como el “Mago de Alta Gracia”), un experto proyectista, desarrollista y constructor integral de motores de competición de nuestro país. Esta medida surgió con el objetivo de lograr reducir los costos en el mantenimiento de los impulsores porque las posibilidades de roturas son menores, continuar evolucionando tecnológicamente y también ganar más velocidad en los coches. Los nuevos impulsores del Turismo Carretera cuentan con 450 HP de potencia, 24 válvulas a la cabeza y 3100 cm3 de cilindrada máxima.

“Con el abastecimiento de piezas asegurado se buscó bajar los costos y, en cuanto a motor, se logró el objetivo de dar un paso adelante en la tecnología de estos motores. Tenemos lo que queríamos: la potencia buscada y se mantuvo el ruido”, analizó Oreste Berta (H).


Video de Powerportv

Si hablamos de grandes motoristas no podemos dejar de mencionar a Rafael Balestrini, docente del Instituto de Automovilismo Deportivo que también ha logrado y marcado una trayectoria muy importante en la máxima categoría del automovilismo nacional.

Las intervenciones que se pueden llegar a hacer es controlar los planos, chequeo de asiento de válvulas para que el sellado sea perfecto (se realiza a través de un esmerilado) y después medir la carga del resorte (que no sufre mucho con este tipo de motores pero se controla por si tiene alguna anomalía para ser reemplazada).

Una vez terminada la tapa, se procede a colocarla sobre el semiarmado y se pasa al armado de los botadores, arbol de leva y regular las válvulas respectivamente de cada uno de ellos. Estos motores tienen dos árboles de leva, uno para la admisión y otro para el escape, y cuentan con cuatro válvulas por cilindro, señala el motorista campeón.

Motor ACTC
Imagen de ACTC

Cuando se le da la luz de válvula deseada de cada árbol, después se produce la puesta a punto de las levas entre sí, y luego se coordina la leva con respecto a lo que es el semiarmado (el llamado punto de leva). Se hace mediante de un engranaje que tiene corredera y que se comunica mediante una correa de distribución entre la tapa de cilindro y el motor.

También, se trabaja en la carburación que es la mezcla de aire y nafta que se produce a través de un emulsionador que va dentro de los carburadores, buscando una relación equivalente entre aire y nafta específica se ejecuta la carburación propiamente; ya sea dándole más nafta o aire, o sacándole. Se regula con un chicler que es por donde calibra el paso de aire o nafta respectivamente.

Campeones
Imagen de Campeones

Existen situaciones en donde el motorista se prepara con antelación y ciertas competencias, debido a las características del circuito, se transforman en una prueba de fuego para ellos, como es el caso de Rafaela, La Pampa o Buenos Aires. Allí, la cuestión motriz pasa a ser determinante y se ubica por encima del chasis y la puesta a punto. Sin dudas que esas carreras son muy esperadas por los especialistas en motores, porque además se genera una competencia interna entre los mismos, pero también un mal resultado puede costarle la pérdida de un servicio.


Video de TCLa Revista

Por otro lado y para finalizar, los autódromos que se encuentran en la Patagonia (Viedma, Neuquén, Chubut), producto de su naturaleza y la región donde predomina la típica arenilla, a veces traen muchos dolores de cabeza para los preparadores, fundamentalmente cuando se producen despistes o una piedra ingresa por los orificios del auto y daña algún sector motriz. Por eso, valoramos altamente el trabajo a destajo y artesanal que realizan los motoristas del Turismo Carretera, porque son los encargados de transformar lo que primero vemos como piezas elementales distribuidas en el banco de un taller en una verdadera sinfonía, atrapando y conquistando a miles de fanáticos.

Autor: Franco Peretti

#ACTC #TC #TURISMOCARRETERA #MOTORES #MULTIVALVULAS

OTRO MATERIAL RELACIONADO

Planilla de puesta a punto. #PUESTAAPUNTO